Social icons

Wednesday, June 24, 2015

I'm a feminist.



Querida persona no tan imaginaria:

Soy una feminista. Si, una feminista tocapelotas, seguramente ese es el primer pensamiento que te venga a la mente. Creerás que voy por la vida soñando con cortar penes con mi guadaña hembrista, pero es que mira, hay personas que resultan no ser hombres que además tienen pene. Así que no, no colecciono falos para unirlos en una cadena de oro y formar un colgante a juego con mis pendientes testiculares.
Soy una feminista de pelo rosa, que se pasa el día en tumblr y que se queja de la escasa representación en los medios de los grupos minoritarios. Un puto cliché, estarás pensando.
Soy una feminista y no soy mujer, pero tampoco soy hombre. Si te interesa saber qué soy, tengo malas noticias: te vas a quedar con las ganas, no me apetece darte una clase sobre mi género. Y es que el feminismo me ha abierto puertas que creí que nunca abriría. He aprendido a identificar mi grissexualidad, mi género y mis neurodivergencias. A no tener miedo de salir con vestido y las piernas llenas de vello negro y tieso. A mirarme al espejo y no sentirme como un zeppelin aunque haya engordado por lo menos 20 kilos en los últimos 4 años.
Igual crees que la mayor ofensa que se le puede hacer a alguien como yo es llamarla "fea", o decirle que se cree un special snowflake y que no te la follarías ni por telepatía.
Bien, en cuanto al tema de la fealdad, dejémoslo claro: no hay nada tan subjetivo como la puta belleza y cuando te han metido en la cabeza ciertos cánones es difícil sacárselos. No obstante, creo que siempre hay un roto para un descosido, y si tu no me encuentras atractiva, otra persona lo hará. Y si no fuera así ¿sabes qué? ME IMPORTA UNA MIERDA. No he venido al mundo para servir de adorno o agradarte la vista. Paso tanto de las relaciones románticas y sexuales que probablemente nunca llegues a entenderlo porque ¡qué es la vida sin sexo! Sin amor aún pero ¿sin sexo? ¡qué locura!
Sobre lo del copo de nieve único y especial, tengo una teoría: quien quiere sentirse único eres tú, pero vaya, resulta que entras en los cánones aceptables de la sociedad, tanto como por sexualidad, género, diversidad funcional o raza. O puede que tú estés en uno de esos grupos minoritarios y luches por que se te considere normal mientras rabias viendo como hay gente que celebra su diversidad.
Estoy orgullosa de muy pocas cosas, pero una de ellas sin duda es que estoy aprendiendo a ser quien soy en realidad. Y resulta que soy diferente. ¿Eso me hace mejor que tú? Por supuesto que no. Lo que me hace mejor que tú es no ser una mierdaseca que acosa al diferente por el simple hecho de serlo. Conste en acta que creo que todos somos diferentes, en algún sentido u otro, solo que algunos lo somos más. Y eso parece joder.
Y para finalizar con la tríada de insultos, mi favorito, el de "no te follaría ni por telepatía". Cari ¿qué coño te hace pensar que yo a ti si querría follarte? Terminaré de una manera breve y concisa: NO.
Tu concepto de lo "políticamente incorrecto" me fascina, lo juro. Según tus creencias, hacer bromas sobre el holocausto, sobre feminicidios o "chistes de maricas  y travestis" es algo políticamente incorrecto, pero no hay nada más políticamente correcto que seguir lo que divierte a las masas. Y resulta que no hay nada mejor visto que mandar a fregar a una mujer o reírse de Justin Bieber por "ser gay" o "parecer una mujer lesbiana", como si hubiera algo de ofensivo en ser gay, mujer, o transgénero.
Clamas que eres víctima de la heterofobia, del hembrismo, del racismo antiblanco o de la cisfobia y yo clamo que tienes mucha suerte de no saber lo que es sentirse como un ser invisible y anulado, constante objeto de burlas por no ser eso que llamamos normativo. No, no existe la heterofobia, ni el hembrismo, ni la cisfobia, ni el racismo antiblanco... no existe. Grábatelo en la mente.

Soy una feminista asquerosa, tocapelotas, de sobaco peludo, de género no binario, grissexual y neurodivergente. Probablemente tu habrás leído algo así como "soy un copo de nieve único y especial y nadie me va a querer nunca." Yo por el momento, me voy a dar un homenaje y voy a mandarte a la mierda.

Con amor: A.

I'm a feminist.

Wednesday, June 24, 2015



Querida persona no tan imaginaria:

Soy una feminista. Si, una feminista tocapelotas, seguramente ese es el primer pensamiento que te venga a la mente. Creerás que voy por la vida soñando con cortar penes con mi guadaña hembrista, pero es que mira, hay personas que resultan no ser hombres que además tienen pene. Así que no, no colecciono falos para unirlos en una cadena de oro y formar un colgante a juego con mis pendientes testiculares.
Soy una feminista de pelo rosa, que se pasa el día en tumblr y que se queja de la escasa representación en los medios de los grupos minoritarios. Un puto cliché, estarás pensando.
Soy una feminista y no soy mujer, pero tampoco soy hombre. Si te interesa saber qué soy, tengo malas noticias: te vas a quedar con las ganas, no me apetece darte una clase sobre mi género. Y es que el feminismo me ha abierto puertas que creí que nunca abriría. He aprendido a identificar mi grissexualidad, mi género y mis neurodivergencias. A no tener miedo de salir con vestido y las piernas llenas de vello negro y tieso. A mirarme al espejo y no sentirme como un zeppelin aunque haya engordado por lo menos 20 kilos en los últimos 4 años.
Igual crees que la mayor ofensa que se le puede hacer a alguien como yo es llamarla "fea", o decirle que se cree un special snowflake y que no te la follarías ni por telepatía.
Bien, en cuanto al tema de la fealdad, dejémoslo claro: no hay nada tan subjetivo como la puta belleza y cuando te han metido en la cabeza ciertos cánones es difícil sacárselos. No obstante, creo que siempre hay un roto para un descosido, y si tu no me encuentras atractiva, otra persona lo hará. Y si no fuera así ¿sabes qué? ME IMPORTA UNA MIERDA. No he venido al mundo para servir de adorno o agradarte la vista. Paso tanto de las relaciones románticas y sexuales que probablemente nunca llegues a entenderlo porque ¡qué es la vida sin sexo! Sin amor aún pero ¿sin sexo? ¡qué locura!
Sobre lo del copo de nieve único y especial, tengo una teoría: quien quiere sentirse único eres tú, pero vaya, resulta que entras en los cánones aceptables de la sociedad, tanto como por sexualidad, género, diversidad funcional o raza. O puede que tú estés en uno de esos grupos minoritarios y luches por que se te considere normal mientras rabias viendo como hay gente que celebra su diversidad.
Estoy orgullosa de muy pocas cosas, pero una de ellas sin duda es que estoy aprendiendo a ser quien soy en realidad. Y resulta que soy diferente. ¿Eso me hace mejor que tú? Por supuesto que no. Lo que me hace mejor que tú es no ser una mierdaseca que acosa al diferente por el simple hecho de serlo. Conste en acta que creo que todos somos diferentes, en algún sentido u otro, solo que algunos lo somos más. Y eso parece joder.
Y para finalizar con la tríada de insultos, mi favorito, el de "no te follaría ni por telepatía". Cari ¿qué coño te hace pensar que yo a ti si querría follarte? Terminaré de una manera breve y concisa: NO.
Tu concepto de lo "políticamente incorrecto" me fascina, lo juro. Según tus creencias, hacer bromas sobre el holocausto, sobre feminicidios o "chistes de maricas  y travestis" es algo políticamente incorrecto, pero no hay nada más políticamente correcto que seguir lo que divierte a las masas. Y resulta que no hay nada mejor visto que mandar a fregar a una mujer o reírse de Justin Bieber por "ser gay" o "parecer una mujer lesbiana", como si hubiera algo de ofensivo en ser gay, mujer, o transgénero.
Clamas que eres víctima de la heterofobia, del hembrismo, del racismo antiblanco o de la cisfobia y yo clamo que tienes mucha suerte de no saber lo que es sentirse como un ser invisible y anulado, constante objeto de burlas por no ser eso que llamamos normativo. No, no existe la heterofobia, ni el hembrismo, ni la cisfobia, ni el racismo antiblanco... no existe. Grábatelo en la mente.

Soy una feminista asquerosa, tocapelotas, de sobaco peludo, de género no binario, grissexual y neurodivergente. Probablemente tu habrás leído algo así como "soy un copo de nieve único y especial y nadie me va a querer nunca." Yo por el momento, me voy a dar un homenaje y voy a mandarte a la mierda.

Con amor: A.